Hemos atendido a vuestras peticiones y os traemos un look cómodo pero con mucho estilo para ir a la oficina. Muchas veces encasillamos los looks de oficina, como  muy serios y sobre todo aburridos, hoy te vamos a demostrar que no tiene porque ser así. Las prendas claves para este tipo de estilismos son: una blazer, unos pantalones de pinzas y una blusa.  Hay que prestar especial atención en elegir las prendas correctas y eso hará que no pases desapercibida y que seas la envidia de tus compañeras.

En este caso hemos elegido una blazer gris jaspeada que añade la tendencia militar con los botones plateados. Esta prenda nos parece de lo más favorecedora ya que por su corte estiliza tu silueta. Muy fácil de combinar, el tejido es muy calentito y viene forrada. Una prenda de lo más completa.

Añadimos nuestra blusa más especial llena de detalles, para renunciar de las típicas blusas básicas. Los aplique joya, el tejido y las rayas frontales la hacen un pieza única.

Para romper con la sobriedad de este tipo de estilismo hemos decidido añadir color con los pantalones. No un color super llamativo pero si alegre y favorecedor.

Por último le añadimos los salones negros que son imprescindibles para complementar nuestro look de oficina. A las más frioleras os recomendamos que optéis por llevarlos con medias de plumetti negras.

BLAZER (AQUÍ)

BLUSA (AQUÍ)

PANTALÓN (AQUÍ)

ZAPATOS (AQUÍ)